Escisión del depresor labii inferioris (DLI)

Los músculos depresores labii inferioris (DLI) mueven el labio inferior hacia abajo para exponer los dientes inferiores durante la sonrisa. A menudo, los pacientes con parálisis facial tienen demasiada actividad en este músculo del lado no afectado de la cara. Esta hiperactividad crea una asimetría mientras los pacientes sonríen, ya que el labio inferior del lado no afectado se mueve hacia abajo pero el otro lado no. Al debilitar el músculo DLI sano, creamos una sonrisa más simétrica.

Tenemos dos opciones para debilitar el músculo DLI sano y crear una sonrisa más simétrica:

1.) Inyecte Botox en el músculo DLI del lado sano para debilitarlo temporalmente (dura aproximadamente 3-6 meses)

2.) Reseque quirúrgicamente el músculo DLI, para proporcionar un equilibrio permanente.  

 

La resección de este músculo es muy sencilla en el consultorio y casi no hay inconvenientes.  Todo el procedimiento toma de 15 a 20 minutos, aunque debe planear estar en la oficina durante una hora u hora y media entre completar formularios, reunirse con el equipo, adormecerse, etc.  Después del procedimiento, puede comer y beber normalmente después de que desaparezca el efecto del anestésico (alrededor de 2 a 3 horas), con cuidado solo para evitar alimentos muy picantes o muy calientes (temperatura) durante las primeras 72 horas después del procedimiento.  El efecto final de la resección DLI se puede apreciar a las pocas semanas.  No hay cicatrices visibles, ya que la incisión se encuentra dentro de la boca.  Ocasionalmente, los pacientes experimentan un leve entumecimiento temporal de los labios o no se debilitan tanto como se desea, en cuyo caso el procedimiento se puede repetir de forma segura.